Este método consiste del análisis de la respuesta de suelos, áreas sensibles o estructuras, a vibraciones de origen humano y/o natural. Permite determinar la posible afectación, causada por eventos periódicos o transitorios, a estructuras y/o humanos. En el análisis  de la respuesta de suelos aplica el Método de Nakamura, mientras que en el caso de estructuras,  se realiza con base en la norma alemana  DIN-4150-3.